Archive for junio, 2007

junio 23, 2007

Cagney y Lacey

cagneylacey.jpg

Clásica serie policial protagonizada por dos recordadas mujeres:  Cagney y Lacey.

Tyne Daly era la detective Mary Beth Lacey y Sharon Gless, la detective Christine Cagney, en esta dramática serie realizada entre 1982 y 1988.

Hay que decir, sí, que el papel de Cagney lo hicieron antes otras dos actrices. En el piloto fue encarnada por Loretta Sweet (“Labios Calientes” en M.A.S.H.) y en la primera tem­porada, Meg Foster. Pero sin duda es Sharon Gless quien popularizó el personaje.
La serie mezclaba las historias de investigación policial con las vicisitudes humanas de las dos protagonistas. Ambas tenían que tratar de demostrar que eran tan capaces como cualquiera en un precinto neoyorquino con mayoría masculina, ejemplificada, por ejemplo, en tipos como el misógino detective Victor Isbecki (Martin Kove).

Cagney, la rubia, era la más dura. Soltera -con diversos problemas amorosos-, era hija de un destacado policía y trataba de ser como su padre, a la vez que combatía con otra cosa que heredó de él, su alcoholismo. Lacey era la morena, la más sensible. Casada con Harvey (John Karlen), un trabajador de la construcción y sindicalista, tenía dos hijos: Michael (Troy W. Slaten) y Harvey Jr. (Tony Latorre).

Juntas hacían un equipo de maravilla ya que se complementaban en lo profesional y también en lo íntimo. Sus capítulos cada vez derivaron más hacia los conflictos personales, aunque nunca dejaron de lado el suspenso y el dramatismo de los casos policiales.

Así por ejemplo, a las crisis sentimentales de Cagney y a su lucha contra el alcoholismo, se sumaba el temor de Lacey ante el cáncer y la desesperación ante la actitud fascista de su hijo adolescente.

La dupla volvió a reunirse en cuatro telefilmes producidos a mediados de los años 90. Y el estilo era el mismo. Todos los capítulos de sus historias eran vividos con realismo, como seres humanos que, daba la casualidad, trabajaban como detectives.

En un género machista, donde las mujeres o son fantasías eróticas típicas (como en Los Angeles de Charlie), o la respuesta femenina a los duros detectives de la tevé (como en la Mujer Policía), ellas parecían de verdad. Y es que, aunque las cosas se pusieran feas y hubiera que empuñar un arma, nunca perdían su esencia de mujeres. Y de damas.

Transmitida en Chile por Canal 13.

junio 14, 2007

Static Shock

staticshock.jpg

Es uno de los súper héroes del momento. Static Shock, también conocido como Virgil Hawkings, no es un simple estudiante de secundaria, sino que tiene algo que lo diferencia del resto: sus asombrosos poderes electromagnéticos.Todo sucedió cuando una sustancia química se derramó y Virgil Hawkings, un chico de 14 años, quedó atrapado en esa gran explosión. Es así como este adolescente desarrolló sus súper poderes para combatir el mal y protagonizar entretenidas aventuras, convirtiéndose en una especie de planta generadora de electricidad muy poderososa.

Virgil puede generar grandes descargas de electricidad porque sus poderes son electromagnéticos. Asímismo, utiliza energía para adherirse a las paderes y genera corriente para viajar por toda la ciudad en su nuevo y fabuloso platillo volador de estática.

Así, tenemos la buena suerte de que Virgil sea un buen chico y de que se preocupe por nuestro bienestar. Siempre está combatiendo el crimen en las calles porque desafortunadamente esa explosión también creo chicos malos, quienes se transforman en su peor pesadilla.

Sin embargo, nuestro amigo, además de sus súper poderes, también utiliza todos los implementos que están a su alcance, como patines e incluso la música. No hay dudas de que este chico es especial.

Transmitida en Chile por Cartoon Network.

junio 11, 2007

Comando Especial

Si hay muchos actores que han fracasado en su intento de pasar al cine luego de ser estrellas de televisión (Ted Danson, David Caruso), también existen los que han logrado traspasar esa barrera, al punto de que a veces se olvida que partieron en la pantalla chica.Ahí están Kurt Russell, Clint Eastwood y Steve McQueen para probarlo. Y, en tiempos más recientes, George Clooney. A ese grupo pertenece también Johnny Depp, una de las grandes figuras del cine actual. Aunque se inició con papeles muy pequeños en filmes como Pesadilla y Pelotón, fue una serie de televisión la que lo lanzó a la fama.

Comando Especial se llamó en nuestro país 21 Jump Street, una producción de acción policial creada por uno de los grandes del negocio, Stephen J. Cannell. Cannell es también el responsable de Los Archivos de Rockford, Los Tigres Voladores, Los Magníficos, El Gran Héroe Americano y Hunter, entre otras. El programa se emitió originalmente entre 1987 y 1991.

Con un dejo a Patrulla Juvenil la serie narraba las aventuras de un escuadrón especial de la policía integrado por oficiales especializados en investigaciones relacionadas con jóvenes. Todos ellos habían sido seleccionados por su habilidad para hacerse pasar por estudiantes, llevar a cabo misiones encubiertas e infiltrarse donde los policías regulares no podían trabajar.

Uno de los miembros de este Comando Especial era el oficial Tom Hanson, interpretado por Johnny Depp, quien tenía sólo 24 años cuando entró al show. Logró hacerse popular y cultivar esa imagen de ídolo juvenil algo rebelde que todavía sustenta.

Depp, cuyo objetivo era el cine, sólo aceptó el papael porque representaba una oportunidad para trabajar junto a Frederic Forrest, actor de Francis Coppola y Wim Wenders que encarnaba al capitán Richard Jenko. Pero Forrest estuvo sólo una temporada en la serie, y fue reemplazado por Steven Williams, un actor habitual de la pantalla chica a quien muchos recordarán como el misterioso Señor X de Los Archivos Secretos X.

En todo caso, la deuda entre Johnny Depp y Frederic Forrest quedó saldada en 1997, cuando el joven actor lo convocó para trabajar de su primera película como director: The Brave.

El otro personaje famoso de Comando Especial era el oficial Dennis Booker, personificado por Richard Griecco, que estuvo en las temporadas de 1988 y 1989. Le robó pantalla a Depp, e incluso sacó serie propia: un spin-off llamada Booker donde, ya retirado de la policia, encarnaba a un incomformista detective.

Idolo juvenil también por esos días, Griecco hizo algo de cine (Jóvenes Gansters, con Christian Slater), pero terminó en filmes mediocres de esos que pasan de vez en cuando en el cable.

Un último dato curioso. Entre los directores que filmaron capítulos de Comando Especual, además de Mario Van Peebles (New Jack City), Kevin Hooks (Pasajero 57) y Rob Bowman (Expedientes X), figura un chileno. Se trata de Jorge Montesi, que dirigió La Profecía IV y series como El Astuto, La Guerra de los Mundos, Highlander y Policía de Nueva York.

Transmitida en Chile por Mega.