Mr. Ed

mr-ed.jpg

Esta serie, creada a principios de los años ’60, tuvo su origen en el éxito que consiguieron antes en el cine las historias de un burro parlanchín, Franciquito (¿alguién lo recuera?).

Francis, la mula parlante, protagonizó más de media docena de películas entre 1949 y 1956, donde iba a la marina, a las carreras, a la gran ciudad y a una casa embrujada, entre otras aventuras. Lo acompañaba el comediante Donald O’Connor (Cantando Bajo la Lluvia) y tuvo en el reparto de un par de sus filmes a un joven actor que luego se haría famoso gracias a la televisión: David Janssen de El Fugitivo.

Todos los exitosos filmes de Francisquito fueron dirigidos por Arthur Rubin, quien se convirtió años después, en 1961, en el creador de Mr. Ed. Productor y realizador, Rubin estuvo vinculado a otras series como Maverick y Los Locos Adams, y tuvo a Mr. Ed en el aire, en Estados Unidos, hasta 1966.

La historia estaba centrada en Wilbur Post (Alan Young), un individuo más bien gris cuya vida se hacía más interesante por poseer un singular ejemplar equino: Mr. Ed, un caballo con el don del habla. Wilbur era un arquitecto que adoptaba a Ed al encontrarlo abandonado en una casa de campo, en la que se instalaba para iniciar una nueva vida.

Los problemas de Wilbur eran que Mister Ed sólo le hablaba a él, complicándole la vida, en especial, en la relación con sus esposa Carol (Connie Hines), y los típicos e infaltables vecinos molestosos, el señor y la señora Addison (Larry Keating y Edna Skinner).

El mentado caballo era bastante ácido, y se dedicaba a instalarse en platea para poder criticar mejor la vida de los humanos. Argumentos no le faltaban. Su humor era altamante corrosivo y su mirada al mundo que lo rodeaba, bastante sarcástica. Él lo pasaba caballo, ya que en la tranquilidad de su establo tenía televisión, teléfono, equipo de música y todas las comodidades del ciudadano corriente de clase media acomodada. Hasta máquina de escribir tenía.

Cuando no estaba metiéndose en la vida de Wilbur, Mister Ed se arrancaba y vivía sus propias aventuras, como jugar en su equipo de básquetbol favorito o ir a propiciar su adopción a casa de la vecina de la cual se enamoraba, la mismísima Mae West, otro personaje tan deslenguado como él.

Las habilidades parlantes de Mr. Ed eran obra gracia del actor Allan Lane, que llegó a convertirse en la voz de un caballo después de casi un centenar de películas, muchas de ellas del Oeste.

Un gran tipo este caballo. Tras el éxito de la serie de televisión, el señor Ed se fue de gira y se dedicó a hacer presentaciones personales durante quince años y por todo Estados Unidos. Falleció tranquilamente y luego de una vida de logros, en 1979, a los 33 años de edad.

Lo que son las cosas. Allan Young derivó en hacer voces de monitos animados, como Los Pitufos, Hulk, Patoaventuras y El Show de Ren y Stimpy.

Transmitida en Chile por Canal 13.

One Comment to “Mr. Ed”

  1. megustaría que me pudieran dejar en mi @mail la serie de el caballo que habla Mr. Ed., ya que me acuerdo mucho de mi infancia y así poderlo tener para verlo cuando quiera, ademas podríamo intercambiar algunas series de t.v., antiguas. Espero me escribas pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: