Fama

fame.jpg

En 1980, el director británico Alan Parker dejó de lado los comerciales y se fue a Estados Unidos para debutar en el cine con la película titulada, justamente, Fama. La cinta presentaba en forma atractiva la vida de un grupo de jóvenes que estudiaban en la exigente Escuela de las Artes de Nueva York, recinto al cual todos llegaban buscando fama y debían enfrentarse a la dura realidad.

Dos años después de la película surgió la serie, que se extendió hasta 1987 y cuya creación le es acreditada a Christopher Gore, el guionista del film original.

Manteniendo la estructura de la cinta, la serie Fama mezclaba el drama de las situaciones cotidianas de los chicos que estudiaban en la Escuela de Artes, con los números musicales. “¿Tienen grandes sueños?“, les preguntaban “¿Quieren fama?. Bueno, la fama cuesta. Y aquí es donde ustedes empiezan a pagarla. Con sudor.”

La primera temporada de la serie partió casi con el mismo elenco del cine. Estaban los profesores y los alumnos. Entre los maestros, destacaban la de danza, Lydia Grant, interpretada por Debbie Allen -quien ademas era la coreografa de la serie y directora de algunos de sus capítulos-. Allen siguió dirigiendo cine y TV (series como Lazos Familiares), coreografió ceremonias del Oscar y produjo el filme Amistad, de Steven Spielberg. También estaban la profesora de literatura, la Srta. Sherwood (Carol Mayo Jenkins) y el profesor de música, Benjamín Shorofsky (Albert Hague). Además de enseñar sus materias, como en toda buena historia de iniciación, ellos también debían suplir roles paternales para muchos de los chicos que andaban algo desorientados por la vida.

Entre los alumnos había quienes tenían como especialidad la danza, la música, el canto o la actuación. Entre ellos destacaban Leroy Johnson (Gene Anthony Ray), Coco Hernández (Erika Gimpel), Julie Miller (Lori Singer, de Footloose), Doris Schwartz (Valerie Landsburg), Danny Amatullo (Carlo Imperatore) y Bruno Martelli (Lee Curreri). El elenco fue cambiando y luego llegaron otros aspirantes a estrellas (entre ellos, nada menos que Janet Jackson).

La principal diferencia con la película es que algunos temas fueron suavizados y conflictos como la homosexualidad, las relaciones interraciales o las diferencias de clase, fueron minimizados en los capítulos de la serie que a mediados de los ’80 transmitía TVN en su franja de la tarade.

Pero paradojas de la vida, aunque en su momento gozaron del éxito y se paseaban por Estados Unidos en giras y conciertos, ninguno de los chicos de fama se hizo, precisamente, famoso.

Tranmitida en Chile por TVN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: