La Madrastra

Del gran maestro chileno Arturo Moya Grau y perteneciente a la época dorada de las telenovelas chilenas, este clásico dramón es considerado como la mejor teleserie chilena de todos los tiempos.

lamadrastra.jpg

En su primer episodio ya se puede apreciar la carga dramática, al ver la tragedia que envuelve a una sencilla mujer, Marcia (la gran Jael Unger), que mientras se encuentra de vacaciones en el sur de Chile (Los Angeles) junto a su marido y una pareja de jóvenes amigos, una mujer es asesinada en el mismo hotel en donde se alojan. Como la mala suerte la persigue, Marcia es acusada como autora del homicidio y condenada a pasar el resto de su vida en la cárcel. Debiendo soportar el dolor de estar encerrada y no ver a sus hijos, debe además hacer frente al repudio de sus amigos y de su propio marido, Esteban (Walter Kliche), quien la abandona.

Pasan veinte años en prisión, Marcia regresa a su hogar para encontrar al verdadero asesino. Cabe recordar que en la época se formó una verdadera psicosis por saber quién había matado a Patricia, una interrogante que se supo mantener hasta el final de la teleserie.

Pero las cosas han cambiado mucho y su ex marido es un exitoso empresario y está por casarse con Ana Rosa (Ana María Palma) a lo que se opone firmemente su familia. Pero la única aspiración de Marcia es poder ver a sus hijos, aunque ellos creen que está muerta. Decidida a recuperarlos hace todos los esfuerzos posibles por conquistar nuevamente a Esteban, casarse con él y así convertirse en la madrastra de sus propios hijos.

La producción de la telenovela tuvo un costo de alrededor del medio millón de dólares. El inicio de las grabaciones se hizo con un mes de ensayo previo y a su cargo estaba Oscar Rodríguez y Ramón Núñez.

El último capítulo de La Madrastra tuvo a todo el país paralizado. Su director, Óscar Rodríguez, cuenta que esa tarde no circulaba un alma por las calles y que las fuentes de soda del centro de Santiago pusieron carteles que decían “aquí se ve La Madrastra”. Se suspendieron reuniones importantes, recuerda Rodríguez, pues nadie se quería perder la escena en que se revelara la identidad del asesino.

Transmitida en Chile por Canal 13.

One Comment to “La Madrastra”

  1. Hasta cuando dicen “todo Chile se paralizó con el final de La Madrastra”, Santiago no es Chile y quiero recordarles a Uds. que el año 1981 canal 13 sólo se veía en Santiago y si mal no recuerdo en Concepción, pero en el resto de nuestro país no, así que por favor no ignoren que, por ejemplo yo vivía en Temuco, y lo único que sabíamos de esta teleserie era lo que se publicaba en los diarios, pero en ningún caso su final nos paralizó. Por última vez no generalicen las realidades de la capital al país entero. Muchas Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: