Archive for marzo, 2007

marzo 31, 2007

A la Sombra del Ángel

Un amor de tres generaciones fue el que presentó TVN en esta telenovela, cuya historia transcurre en tres épocas diferentes. La primera está ambientada en la década de 1940 y contaba la historia de amor entre Isabel Torreblanca (Nancy Paulsen) y Humberto Valle (Remigio Remedy), un desconocido personaje que llegaba al pueblo de Alto Pinar. Como en toda buena historia romántica, las promesas de amor eterno no estuvieron ausentes, sobre todo si había una vieja tradición de por medio, que prometía a los que se juraran amor eterno a la sombra de la estatua de un ángel (de ahí el nombre de la telenovela).

Pero lamentablemente para ellos, no siempre esas historias resultan. Su relación no fue aceptada por los padres de ella, que los separan y la obligan a casarse con su prometido de toda la vida.

La separación da pie para la segunda parte de la historia, que se ambientaba en los años 60, porque los antiguos enamorados se volvían a encontrar y a separar. Este segmento del guión estaba centrado en la hija de Isabel.

La última parte de la telenovela nos traslada a los años ’80. pero esta vez los protagonistas principales son los nietos de Isabel y Hernán, quienes repiten la historia y al promesa de amor de sus abuelos. Pero esta vez tenían mejores resultados y, además, los ayudaban a reencontrarse definitivamente.

Dirigida por René Schneider en 1989, destacó también por su banda sonora, la que salió a la venta (creo que fue una de las primeras telenovelas que lo hizo) y se convirtió en un éxito.

Transmitida en Chile por TVN.

marzo 31, 2007

Bellas y Audaces

El escenario principal de esta teleserie era un salón de belleza, donde se relataba la vida de su dueña, una famosa ex vedette llamada Kiki Blanche (Luz Jimenez), y sus hijos.

Una de las historias centrales de esta recordada telenovela de finales de los ’80 se desarrollaba en torno a una de sus hijas y a su supuesta nieta. Entre ellas se producía un triangulo amoroso cuando Milena (la gran actriz Sonia Viveros), la mayor, se enamoraba de Esteban Greve (Osvaldo Silva), un abogado del que también se “enamoraba” la caprichosa Fernanda, pepel que estuvo a cargo de la debutante Ana María Gazmuri, comenzando los conflictos entre ellas por el corazón del abogado. La lucha tuvo un fuerte desenlace cuando Milena debe confesar algunos de los secretos mejor guardados de su pasado, con relación a Fernanda, quien resultaba ser su hija.

A la rebelde Fernanda también le toca recibir su lección cuando conoce a Marcelo, un argentino encarnado por Claudio Reyes, que le da lecciones sobre personalidad con el sello clásico de los porteños argentinos.

Los otros hijos de Blanche también aportan sus historias a la trama principal, con historias tan complicadas como las de sus hermanas. Connie (María Paz Vial), por ejemplo, se enamoraba de Gonzalo (Ramón Farías), un empleado bancario que no la toma en cuenta porque se enamora de Patricia (Nancy Paulsen), el amor oculto de Pablo (Alvaro Pacull), hermano de Connie.

Dirigida por Ricardo Vicuña es una de las grandes teleseries producidas por Televisión Nacional y una de las últimas consideradas clásicas o de la época dorada de las teleseries chilenas.

Transmitida en Chile por TVN.

marzo 31, 2007

Manimal

Inspirada en una película de Paul SchraderLa Marca de la Pantera-, Manimal contaba la historia de Jonathan Chase (Simon MacCorkindale), un profesor universitario inglés que tenía la extraña habilidad de transformarse en cualquier animal.

La serie duró sólo una temporada (en realidad 8 episodios) y en Chile fue exhibida el año 1985, los días Martes a las 21:20 horas por TVN. El concepto, acuñado por Glen A. Larson y Donald R. Boyle, apuntaba a que Jonathan Chase conocía tan bien los misterios del mundo de los animales, que spodía metamorfearse en uno de ellos. El don lo había heredado de su padre, con quien conoció los grandes enigmas de la naturaleza.

El pasado del profesor Chase incluía viajes por Africa y el Tibet, donde profundizó sus conocimientos, pero su hablilidad de cambiar de forma apareció en medio de una situación de peligro durante la guerra de Vietnam.

En el presente, el aristocrático, culto y brillante académico enseñaba comportamiento animal en la Universidad de Nueva York, amén de asesorar al Departamento de Policía. Lo secundaba en sus aventuras Tyrone C. Earl (Michael D. Roberts), alias T, su compañero en Vietnam, convertido en ayudante y confidente. Además, estaban la rubia detective Brooke McKenzie (Melody Anderson) y el teniente de la policía Nick Rivera (Reni Santoni).

La mayor gracia de cada capítulo era el momento en que Chase se transmutaba en animal. Los efectos especiales eran bastante decentes (en la era previa a los actuales avances digitales) y aunque la secuencia era corta y siempre igual, constituía el punto emocionante de cada historia. Y aunque se suponía que el profesor tenía la facultad de tomar la forma de cualquier animal (alguna vez se convirtió en serpiente y otras en halcón), la mayoría de las veces el bicho escogido era una pantera negra. Tampoco era tan alto el presupuesto.

Transmitido en Chile por TVN.

marzo 30, 2007

Heidi

Una de las más entrañables series de animación, es esta basada en las historias creadas por Johanna Spyri (los libros “Heidi” y “Otra vez Heidi“). Heidi es una pequeña niña suiza huérfana, que durante los primeros años de su vida ha estado bajo el cuidado de su tía Dete. Cuando trabaja, tiene que dejar encargada a la niña con una anciana que esta prácticamente sorda. Un día, Dete tiene la oportunidad de trabajar en Frankfurt con una familia rica, pero como no puede llevar a Heidi decide recurrir al abuelo de la niña, un anciano que vive una vida de ermitaño en las montañas cercanas al pueblo de Dorfli. El abuelo acepta de muy mala gana cuidar a Heidi, pero la inocencia y bondad de la pequeña niña terminan por cautivarlo de modo que su carácter duro termina por ablandarse y poco a poco comienza a aceptar la idea de reintegrarse a la sociedad.

Es así como empiezan las aventuras de Heidi. En su nueva vida aprenderá a amar la naturaleza, los animales y conocerá nuevos amigos. Como Pedro, un pastor que lleva diariamente a pastar a las cabras del pueblo, con quien formará una gran amistad.

Luego de un tiempo, Dete regresa por Heidi pensando que tiene una gran oportunidad para ella: la familia con la que trabaja, los Sesseman, necesitan a una niña que le brinde compañía a la pequeña Clara, una niña paralítica que vive enclaustrada en su casa y no tiene la oportunidad de convivir con nadie. Pero Heidi no quiere irse y dejar al abuelo, por lo que Dete debe engañarla para llevársela.

La vida de Heidi en Frankfurt es gris, monótona y llena de reglas que ella no entiende ni le interesa aprender, lo cual es causa de frecuentes conflictos con la señorita Rottenmeier, la institutriz y ama de llaves de los Sesseman. A pesar de que Clara y Heidi se hacen rápidamente buenas amigas, Heidi extraña tanto su hogar que empieza a enfermarse. Las cosas llegan tal grado que el padre de Clara decide que Heidi regrese a Suiza con su abuelo, a pesar de la pena de Clara.

El tiempo que el abuelo a estado solo, lo ha hecho comprender el peso de la soledad y al regresar Heidi, decide que debe bajar al pueblo durante el invierno para que la niña pueda ir a la escuela y convivir con otros niños. Ya en primavera, Clara convence a su padre que la deje visitar a Heidi en las montañas. Los cuidados de Heidi y su abuelo, asi como el contacto con la naturaleza, le permiten a Clara recobrar la confianza suficiente en si como misma para intentar caminar nuevamente. Después de un periodo de alimentación especial, asi como de ejercicios, Clara finalmente puede volver a caminar y con ello sorprender a su papá.

Y así termina esta hermosa historia de la pequeña huerfana que doblega con bondad y amor al viejo ermitaño. La última vez que se transmitió en Chile fue en 2006 por Red TV.

Transmitida en Chile por TVN y Red TV.

marzo 29, 2007

La Esclava Isaura

En menos de 30 años, La Esclava Isaura ha puesto dos veces a prueba a los más conocidos directores y conductores de la televisión local. Y en las dos ocasiones la historia llegada de Brasil ha logrado ganar. La primera vez fue en 1979, cuando Canal 11 -actual Chilevisión– emitió la versión original y consiguió derrotar a un espacio del desaparecido director Gonzalo Bertrán y a Sábados Gigantes, ambos de Canal 13. La segunda, que es emitida actualmente, supera ampliamente en audiencia al estelar de Rafael Araneda, de TVN, y dejó atrás al estelar de Kike Morandé en su segunda emisión.

Y si bien la compra de la actual versión fue una decisión meditada de la administración de Chilevisión, en 1979 fue la casualidad la que trajo a las pantalla la historia de la esclava blanca. Ese año, el entonces gerente de producción y programación de Canal 11, Alfredo Lamadrid, viajó a Brasil a comprar a la red brasileña Globo los derechos del show de Frank Sinatra en el Estadio Maracaná. Pero, estando allá, el ejecutivo vio un par de capítulos de una teleserie que estaba teniendo cierta repercusión y que se llamaba La Esclava Isaura y era protagonizada por Lucelia Santos.

“Me encantó por el contenido, las actuaciones y la ambientación”, señala Lamadrid, quien negoció los derechos de transmisión para Canal 11 y, de paso, convirtió a la estación en la primera en Latinoamérica en emitir la historia de la esclava blanca que luego fue exhibida en distintas partes del mundo. El primer capítulo salió al aire en octubre de 1979 y el último, en junio de 1980. En cuanto al horario, si bien en esa época las teleseries se emitían a la hora de almuerzo, Canal 11 decidió programarla a partir de las 19.30 a las 20.30 horas, lo que generó todo un debate en el Consejo Nacional de Televisión.

Al respecto, Lamadrid (director de Proyectos Audiovisuales en Uniacc y conductor del programa Cada Día Mejor, de Red-TV) comenta que en esos tiempos, Canal 13 tenía al aire Estudio 26, un programa juvenil de concursos que animaban Javier Miranda y Sergio Silva, y que dirigía Gonzalo Bertrán. “Se fue al suelo”, dice Lamadrid y agrega que era difícil competir con la teleserie brasileña, ya que marcaba 30 puntos de sintonía, según la antigua empresa de medición Tessmerck. El ex ejecutivo señala, además, que más de alguna vez logró superar a Sábados Gigantes, de Don Francisco.

Pero el comienzo no fue tan auspicioso. De hecho, fue la madre de Lamadrid quien, indirectamente, logró el éxito, al comentarle a su hijo Alfredo que sus amigas en la peluquería habían dicho que no entendían la historia. A partir de eso, el gerente de programación de Canal 11 optó por exhibir siete horas seguidas (de 13.30 a 20.30 horas) de teleserie bajo el título Engánchese con La Esclava Isaura, que ya llevaba 40 capítulos al aire. El especial-resumen se emitió un sábado y acaparó la audiencia en al menos cinco horas (o 10 media horas, que era como se medía el rating en esos años). ¿Resultado? La Esclava Isaura, afirma Lamadrid, subió 10 puntos de sintonía el lunes siguiente, lo que, paralelamente, ayudó a reforzar el noticiario Teleonce, que conducía Patricio Bañados.

Sobre esa época, el actual director de televisión Cristián Mason, que en ese entonces oficiaba como asistente de Gonzalo Bertrán en Estudio 26, de Canal 13, descarta que la alta sintonía de Isaura haya provocado el “impacto” que genera hoy. “En ese tiempo el rating se medía con cuadernillo y no era tan importante como es ahora”, asegura. Mientras, Valentín Trujillo rememora que en los 80 Sábados Gigantes pasó por “varias turbulencias, y así logramos reponernos varias veces también. Terremotos e histeria no hubo”, y agrega que “Mario (Kreutzberger, Don Francisco) no es un ganador perpetuo”.

El éxito de Isaura, en tanto, hizo que los ejecutivos de Canal 11 invitaran en 1980 a la protagonista de la telenovela, Lucelia Santos, a algunos programas como Cuánto Vale el Show y La Tarde Grande. La actriz brasileña estuvo tres días en Santiago y produjo gran expectación.

Tal como ahora, el reemplazo de La Esclava Isaura en los 80 fue un tema. Alfredo Lamadrid cuenta que durante su luna de miel se despertaba en mitad de la noche pensando en qué pondría en ese horario. Los Ricos También Lloran fue la carta, y no se equivocó. Hoy el gerente general de CHV, Mario Conca, dice que se “barajan distintas alternativas” e incluso “no necesariamente una teleserie”.

Transmitida en Chile por Canal 11 (CHV).

marzo 29, 2007

Viaje al Fondo del Mar

Una de las seriales de aventuras más populares de los 60, es esta producida por el incansable Irwin Allen, la mente detrás de esos ejemplos de economía televisiva que fueron Perdidos en el Espacio, El Túnel del Tiempo y Tierra de Gigantes.

Viaje al Fondo del Mar (que actualmente emite el canal de cable Fox) fue la primera de las exitosas series de ciencia ficción que hizo Allen, si bien con pocos recursos, con mucha habilidad. Como nunca desperdiciaba nada -ya se ha dicho-, los monstruos, marcianos, aparatos y hasta los mismos actores y guionistas se intercambiaban en sus distintas producciones. De hecho, la serie surgió de una película: Viaje al Fondo del Mar, protagonizada por Walter Pidgeon, Joan Fontaine, Barbara Eden y Peter Lorre, que Allen dirigió en 1961. Como se gastó 400 mil dólares en el submarino, no iba a terminar el filme y perder tamaña inversión. Así que con nueva tripulación dió origen a la versión televisiva que fue producida originalmente entre 1964 y 1967, a medias, entre la Irwin Allen Productions y la 20th Century Fox.

A lo largo de sus 110 episodios, la serie contaba las misiones del submarino atómico Seaview, el arma secreta de la marina gringa, y su tripulación, encabezada por el almirante Harriman Nelson (Richard Basehart) y el capitán Lee B. Crane (David Hedison). A ellos se sumaba la tripulación más aporreada y balanceada de la historia de la televisión, conformada además por los “chiefs” o “jefes“, Curley Jones (Henry Kulky) y Francis Sharkey (Terry Becker). Eso, sin olvidar al abnegado de Kowalski (Del Monroe), el marino raso con más mala suerte de la historia. Siempre le pegaban o lo raptaban, lo dejaban cuidando al malo o al monstruo de turno y terminaba aporreado o bajo su control. Pobre Kowalski.

Todos ellos debían luchar contra los enemigos de la patria, en misiones típicas de los tiempos de la Guerra Fría, en especial durante la primera temporada. También estaban los científicos locos y los desastres marítimos. Con la llegada del color, Allen quiso ponerle ídem a su serie y empezaron a desfilar los monstruos marinos, las medusas gigantes, hombres lobos, extraterrestres, juguetes asesinos, momias de la Atlántida, tipos con disfraz de alga y otros bichos extraños, incluyendo hasta escenas con monstruos prehistóricos, que no eran más que cocodrilos y otros lagartos con prótesis, sacadas de la pelicula The Lost World, que él mismo dirigió en 1960.

Con efectos especiales de bajo -muy bajo- presupuesto e intrigas bastante tiradas de las mechas, Viaje al Fondo del Mar resulta inolvidable. Cómo sacarse de la memoria esas escenas, tan recurrentes por los demás, en que algún monstruo gigante de dudosa factura agarraba el submarino y se ponía a remecerlo de un lado a otro. Así recordaremos para siempre al Seaview y su tripulación: todos en medio de un constante chisporroteo de los tableros con lucecitas y envueltos en un eterno y metafísico vaivén.