Sombras Tenebrosas

sombras.jpg

¿Alguien recordará esta antigua serie de televisión, en blanco y negro, acerca del gran señor de la noche de la TV, Barnabás Collins?

Yo. Claro está solo la vi en repeticiones, ni siquiera nacía durante su emisión original. Sombras Tenebrosas (Dark Shadows) tuvo en total más de 1.200 capítulos. Emitida originalmente por la cadena ABC entre 1966 y 1971, la serie llegó a nuestro país a principios de los años 70, y se convirtió en un tremendo fenómeno. Todo el mundo hablaba de sus personajes, de Barnabás (Jonathan Frid), de su ayudante (el servil Willie Loomis), de su amada Maggie y dela siniestramente pegajosa tonadita tradicional que la pequeña Sara repetía sin cesar “El puente se vá a caer” (“tondon’s Bridge is Falling Doown… “).

Caso único en la TV, Sombras Tenebrosas, con su aire lúgubre y atmósfera gótica, partió casi como una típica soap opera norteamericana (las teleseríes gringas). Su creador fue Dan Curtis, realizador de varios filmes del género de horror, entre ellos dos largometrajes basados en la serie y una soprendentemente efectiva versión de Drácula (1973), producida para la televisión y protagonizada por Jack Palance.

Curtis, preocupado por el rating como cualquier mortal del medio televisivo, sometió a su serie a todo tipo de cambios; de ahí que sólo en el capítulo 70 apareciera el primer fantasma. Unos 130 episodios más tarde, Barnabás era despertado de su largo sueño de 200 años por Wyllie, que pasaba a ser su esclavo. Barnabás Collins, antecesor de la familia que ahora ocupaba la casa, se hacía pasar por un primo venido de Inglaterra, mientras planeaba apoderarse del alma de Maggie, quien le recordaba a su amada Josette, su novia en el pasado y a quien vio morir en sus brazos dos siglos antes.

En las continuas reposiciones que se han dado en Estados Unidos (la última por el Sci-Fi Channel), nunca se han vuelto a mostrar los primeros 210 capítulos, que sólo se pueden encontrar en colecciones especíales en video. Toda una rareza. Así, es difícil resumir fielmente toda la saga de los Collins, estos extraños personajes que vivían en una vieja casona de Collinwood, Maine.

En Sombras Tenebrosas pasó de todo: fantasmas, experimentos, seres creados a partir de trozos de cadáveres, hombres lobos, zombies, viajes por el tiempo. La serie dio pie para un remake en forma de miniserie en el año 1991 y legó a la historia de la pantalla chica uno de sus personajes míticos: Barnabás Collins, el máximo vampiro de la televisión.

About these ads