Lazos Familiares

familyties.jpg

Gracias a la serie Spin City, Michael J. Fox recuperó la fama que ostentó como promesa juvenil. Fue el mismo creador y productor ejecutivo de esta serie, Gary David Goldberg, quien descubrió y lanzó a la fama al actor gracias a su primera producción juntos, la recordada Lazos Familiares. Creada en 1982 y al aire por siete años, esta comedia gira en torno a las tribulaciones de una pareja de ex activistas políticos de los ’60, que en los ’80 debían lidiar con sus tres hijos, bastante más conservadores en sus puntos de vista.

La premisa inicial era básica, y ya en los créditos podíamos ver, a través de fotos familiares, el pasado de esta pareja de hippies que se conocían en medio de la revolución de las flores y las protestas contra la Guerra de Vietnam.

¿Cuál es el colmo de un padre hippie? Tener un hijo yuppie. Elyse y Steve Keaton (Meredith Baxter y Michael Gross) eran los conflictuados padres de tres chicos muy distintos a ellos. Alex (Michael J. Fox) era republicano, se vestía de traje y corbata y era un aspirante a yuppie, ambicioso y materialista. Mallory (Justine Bateman), era la típica adolescente cuyos mayores intereses son el teléfono y los líos con muchachos. La menor, Jennifer (Tima Yothers), era la más lista, aunque algo desadaptada y poco femenina.

El humor estaba dado por el choque generacional y por el espanto mutuo que provocaban sus diferentes actitudes. Los papás de Alex no podían creer que su hijo fuera tan conservador y obsesionado por el dinero. Alex y su hermana llegaban a asquearse cuando veían a sus padres con actitudes románticas o apasionadas.

La serie pronto se enfocó en el personaje de Alex, que se robó la película. Lazos Familiares fue el descubrimiento de Michael J. Fox. Rápidamente se volvió famoso y gracias a su papel ganó un Globo de Oro y tres Emmy consecutivos. Fue su éxito televisivo el que hizo que Spielberg lo llamara para protagonizar Volver Al Futuro, cinta dirigida por Robert Zemeckis que fue un golazo de taquilla, dio para una trilogía y convirtió a Fox en una estrella de cine.

Curiosamente, en su primera audición, el actor juvenil fue rechazado por Gary David Goldberg, quien terminó por aceptarlo para el papel luego de un nuevo intento. Ahora, tanto Goldberg como Spielberg le dieron una segunda oportunidad a Michael J. Fox con Spin City, creada y producida por el primero, bajo la tutela de los estudios Dreamworks, propiedad del segundo. Son las vueltas de la vida, que le dicen.

Transmitida en Chile por Canal 13.

About these ads